Féretro, considerado sinónimo de ataúd, es un recipiente, rectangular u oblongo, usado para recibir a los difuntos y transportarlos.1​ En la Antigüedad, féretro era el nombre que los antiguos daban a la «léctica» y la «sandápila», especie de andas o camilla de que se servían para conducir a los muertos al lugar de sepultura. También se llamaba así a otro tipo de camilla destinada en las pompas triunfales a contener y llevar todo aquello que podía comunicar mayor realce a la ceremonia, como vasos de oro y plata, imágenes de reyes, etcétera.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.